El coliving va a dar mucho que hablar en España. El coliving es una nueva modalidad de alquiler basada en compartir no solamente vivienda sino también experiencias. Sus inquilinos están dispuestos a pagar más de lo que cuesta cualquier habitación en un piso compartido. ¿Por qué?

El coliving es una nueva forma de vivir en la que jóvenes emprendedores y creativos residen en una zona privada del edificio, pero tienen acceso a zonas públicas en las que conectan con la comunidad generada en el entorno.

Este inquilino busca algo más que un techo. En estos espacios viven, conviven y trabajan. El valor añadido es que todos los residentes son jóvenes trabajadores o emprendedores, lo que les permite generar sinergias para sus proyectos y crear una red de contactos.

Cara y cruz del coliving en España: hay mucho interés, pero el vacío legal lo frena.

Actualmente el coliving no está sujeto a unas reglas de juego regulatorias claras, lo que supone un obstáculo a su despegue. De hecho, los proyectos que se están desarrollando en España poco tienen que ver con los grandes proyectos internacionales y exigen un cambio normativo para adaptar la oferta a las nuevas necesidades inmobiliarias.

La normativa más similar que tenemos actualmente al coliving es la de los apartahoteles, enfocado a un público objetivo en edad laboral, y también podría entenderse próximo a la solución habitacional que proveen algunos hoteles o apartamentos, pero en realidad es un producto distinto. La normativa aplicable al uso hotelero es diferente al de residencias de estudiantes o vivienda turística, y por tanto ninguna de ellas está pensada para este nuevo producto, así que este vacío legal provoca que cada caso se estudie de forma individualizada.

Y es esto lo que está frenando su impulso en España. Desde la primera fase del proyecto, cuando se analiza cualquier suelo para realizar este tipo de desarrollo inmobiliario, podrían surgir los primeros interrogantes, a no ser que dicho suelo tuviese usos compatibles (residencial y terciario).

El coliving cobra fuerza entre las nuevas generaciones

El coliving y los nuevos alojamientos para estudiantes son una inversión a largo plazo, ya que la tendencia va a seguir creciendo gracias al gran número de estudiantes de otros países que visitan España para seguir formándose y asegura que se suelen quedar un par de años para que su currículum profesional y formativo esté más completo.

España está muy bien posicionada en el mercado formativo. La oferta diferenciadora que ofrecen estos espacios es clave, ya que utilizan una tecnología vanguardista para mejorar la experiencia de las personas que viven en estos edificios, que se conectan y crean una comunidad. Además, algunas empresas han diseñado sus propias apps.

En línea con esta tendencia, han salido al mercado una infinidad de plataformas que ofrecen servicios compartidos por un tiempo limitado como eCooltra, que alquila motos eléctricas por minutos, ByHours que reserva microestancias en hoteles, o wesmartPark, que conecta plazas de parking particulares con conductores. El objetivo de las start-ups, del coworking y del coliving es dar respuesta a las necesidades de una nueva demanda obteniendo la máxima rentabilidad de un producto, sea una moto, habitaciones de hotel, plazas de parking o un inmueble. De hecho, los proyectos de coliving ofrecen una rentabilidad muy superior al que puede dar actualmente un activo residencial en primeras líneas.

Si quieres conocer todas las claves de cómo invertir en coliving, puedes solicitárnoslo aquí. Kategora ya tiene en marcha un proyecto con estas características en el centro de Vitoria-Gasteiz. Un apartahotel, sostenible y versátil, que ofrece servicios en línea con las nuevas tendencias de ‘co-living’ y ‘co-working’.