Comienza Diciembre y vuelve la Navidad a Hungría. Como todos los años, el espectáculo de luces y colores se acaba de inaugurar en las calles y, por las diferentes ciudades del país, se empieza a respirar el ambiente navideño tan entrañable para mucha gente.

mercado navideñoEn Budapest la Navidad se vive de una manera muy especial y la ciudad no se queda corta en esta celebración y despliega varios de los mercadillos navideños más importantes del país. En estos, exhibe tanto a turistas como a locales, lo más tradicional de estas fiestas; comidas típicas, artesanía y mucho ambiente navideño. Antes de presentar dos de los mercadillos más famosos (el de la plaza de Vörösmarty y el del Castillo de Nagytétény), es necesario dedicar un parrafo para explicar que, la mayor atracción de estos mercados es la gran variedad de puestos que ofrecen algún bebida, comida y dulces por un precio muy asequible.

Qué comer en el mercadillo de navideño de Budapest

Cuando se trata de bebida, el Forralt bor es la bebida por excelencia. Es la versión húngara del vino caliente con especias el cual, aunque cada maestro siga su propia receta, se suele hacer con vino tinto, azúcar, canela, clavo, pimienta de Jamaica y naranja o limón. El olor a Forralt bor es el más reconocible de todos los aromas de los mercadillos de Navidad húngaros y, cada año, se puede comprar la taza oficial del mercado y usarla para beber este vino.

 A la hora de comer hay mucha variedad, y cada año más. Aunque se han incorporado sopas de pescado y similares, el plato estrella es el Lángos, lo que viene a ser la versión húngara de la pizza pero con la masa frita en aceite. También conocido es el Kolbasz, el chorizo húngaro que se fríe o asa y se sirve junto con pan y una buena cantidad de mostaza dulce.

Por último, el rey de los dulces navideños es sin duda el Kürtőskalács, un postre que proviene de Transilvania y que consiste en un bollo con forma de chimenea que se realiza haciendo rodar la masa en forma de espiral sobre un grueso rodillo metálico y asando el mismo en una parrilla con brasas bien vivas. Son muchas las coberturas que puede tener este postre, desde nueces hasta cacao y siembre con mucho azúcar.


Comida


 Los mercadillos navideños

El tradicional Budapest Christmas Fair en la Plaza Vörösmarty tér (del 27 de Noviembre al 31 de Diciembre. Horario: 10-20 horas, El 24 de diciembre, hasta las 2, y cerrado el 25 y 26 de ese mes).
Este Mercado está ubicado en Vörösmarty tér, una plaza recogida en el centro de Pest justo al norte de Vaci utca (la calle comercial más importante de la ciudad) y se caracteriza por la presencia de más de un centenar de chalets de madera, similares a los chalets de montaña, que son la sede de objetos típicos de artesanía y platos tradicionales de Hungría. En esta plaza destaca el enorme árbol de Navidad situado en el centro y un gran calendario de Adviento que se forma en las ventanas del palacio de la pastelería Gerbaud. Otra peculiaridad de este mercado, es la ceremonia en la que, en la gran corona de Adviento situada en el centro de la plaza, se enciende una vela los 4 domingos previos a Navidad. También se organizan eventos de música popular, bailarines, coros, instrumentos de viento y espectáculos de marionetas.

mercadillo navideño

http://www.christmasmarkets.com 

 

 

 

 

 

 

 

 Mercadillo navideño en el Castillo de Nagytétény (del 1 de Diciembre al 31 de Diciembre. Horario: de martes a domingo de 10-18 horas)

Al sur-oeste de Budapest se sitúa el Castillo de Nagytétény, antigua residencia señorial de estilo barroco y actual museo de muebles y antigüedades de todo tipo de estilos: gótico, barroco, rococó, estilo imperio y clásico. Es en interior de este castillo donde se ubica otro de los tradicionales mercados de Budapest, decorado con una gran cantidad de adornados árboles de Navidad y muchos productos para regalar en estas fiestas. Así mismo, podemos encontrar productos producidos por los monjes del Monasterio de Bakonybél, como miel, mermelada e infusiones.Los fines de semana, además, también se organizan eventos para niños.

 Una vez presentados los mercados navideños húngaros y sus especialidades culinarias sólo hace falta animarse para conocer una de las costumbre más esperadas del país magiar.