VarsoviaEl distrito de negocios de Varsovia, es el mercado de oficinas más grande y líquido del centro y este  de Europa, CEE, siendo el corazón del inmobiliario de empresa de esa región.

El área ejerce su dominio  por el tamaño de su mercado de oficinas, los alquileres, las facilidades de financiación, el número de  proyectos en desarrollo y el  interés de los inversores.

La distancia al centro de  Varsovia tiene una gran importancia en cuanto al interés que despiertan sus inmuebles entre los inversores. Treinta fondos de inversión tienen intereses en el centro de Varsovia mientras que en las ciudades periféricas polacas apenas son 10 las entidades.  Y el sureste de Europa y los Balcanes están  fuera del radar de los inversores, atrayendo sólo dos o tres fondos,  en su mayoría pequeños, y especializados en mercados fronterizos de mayor riesgo.

Varsovia es el mercado de oficinas más grande de los países del centro y este europeos, con casi 4 millones de metros cuadrados de espacio de oficinas. El año pasado, llegaron al mercado 267.000 metros cuadrados de nuevo espacio y las operaciones de inversión más importantes llevadas a  cabo en Varsovia, tuvieron como protagonistas a inversores tan conocidos como Allianz Real Estate, Tristan Capital Partners, y Deka.

El mercado se ve  impulsado por el creciente papel que juega la ciudad como centro financiero y empresarial  de  la región.

A principios de 1990, los primeros años de la transformación post-comunista, Polonia era un desastre hiperinflacionario. Muchas empresas extranjeras establecieron bases en Praga y Budapest, que parecían mucho  más atractivas.

El tamaño de Polonia con  38 millones de habitantes, que representa aproximadamente la mitad de la región CEE, pero los  cálculos del  rendimiento económico han cambiado. Polonia es la única economía europea que no ha sufrido una recesión en más de dos décadas. La economía ha crecido un 18,7 por ciento en el periodo 2008-12. Eslovaquia es el segundo país con mejor comportamiento, con un crecimiento durante ese mismo  período del 10,2 por ciento, mientras que el conjunto de los países que componen la Unión Europea sufrieron una pequeña contracción.

Varsovia es una de las pocas ciudades del  CEE, en cuyo horizonte pueden verse grúas de construcción, en proyectos tan ambiciosos como el Cosmopolitan de 160 metros de altura.

El tamaño y la liquidez de su mercado lo hacen atractivo para los inversores,  la consultora inmobiliaria CBRE dice que Varsovia ocupa ahora el quinto lugar en el objetivo de los inversores entre las ciudades europeas, por detrás de Londres, Munich, Berlín y París.

Los rendimientos en el centro de Varsovia son de alrededor de 6,25 por ciento, inferior a la del resto de la región, donde pueden ser 8.5 por ciento o más, pero significativamente mayor que en las grandes ciudades de Europa occidental. Pero para los inversores en busca de una mejor rentabilidad con poco riesgo adicional, en comparación con París o Berlín, Varsovia es su elección natural.

Sin embargo, la desaceleración de la economía de Polonia puede afectar a las percepciones de los inversores a finales de este año y en 2014.

“Estamos compitiendo con Londres, París y España”, dice Maciej Zajdel, responsable de la oficina polaca de GSI. “ Las noticias sobre una desaceleración no se han cumplido y eso significa que todavía tenemos alrededor de 12 meses para atraer capital antes de que ocurra”