Residencias para estudiantes

Savills ha analizado el mercado residencial para estudiantes universitarios, llegando a la conclusión de que se trata de una gran oportunidad para el inversor europeo. La fuerte crisis económica que ha sufrido Europa ha empujado a muchos jóvenes a estudiar en otros países para ampliar su formación y aprender idiomas. En concreto, se estima que los universitarios fuera de su país de procedencia pasarán de los 4,1 millones de 2010 a más de ocho millones en el año 2025.

La consultora británica destaca las oportunidades que ofrece el mercado español en este tema. Con una tasa desempleo juvenil de más del 55%, las matriculaciones universitarias no paran de crecer en busca de nuevos horizontes. El sistema universitario español cuenta con 1,9 millones de estudiantes, de los cuales un 3,3% proceden de otros países.

Escasez de oferta y grandes rentabilidades

Existen grandes oportunidades para promotores e inversores en el sector de residencias de estudiantes, ya que el stock aumentó solo un 1,1% durante el curso 2012-2013, ejerciendo mayor presión sobre la oferta existente.

A la escasez de oferta habría que añadir otro importante atractivo de cara al inversor: las rentabilidades. Savills calcula que las rentabilidades en España se sitúan en un 7% en la zona prime y en un 8,5% en el resto de zonas, lo que supone el país con niveles más altos, por encima de Francia (5,5% y 7%), Alemania (5,5% y 6,8%) y Reino Unido (5,5% y 6,6%), entre otros.

Siete universidades españolas entre las mejores del mundo

Entre los muchos atractivos que ofrece España como lugar de residencia para el estudiante extranjero, destacan sus centros universitarios, siete de los cuales se encuentran entre los mejores del mundo. En concreto, en el ranking que elabora anualmente Times Higher Education sobre las 400 mejores universidades del mundo, se encuentran la Universidad Autónoma de Barcelona, la Universidad de Barcelona, la Universidad Pompeu Fabra, la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad de Valencia, la Universidad de Vigo y la Universidad Politécnica de Valencia.