venta de viviendas de lujo

La venta de viviendas de lujo no cae y han mantenido su valor mejor que las propiedades residenciales más baratas en Gran Bretaña debido a la escasez de bienes raíces de primera línea para la venta, sobre todo en Londres.

El plan del gobierno británico de aumentar un impuesto a la compra de viviendas de lujo llevó a los operadores inmobiliarios a apresurarse a concretar negocios antes del plazo de marzo. No hacía falta que se preocuparan.

La venta de viviendas de lujo valuadas en 2 millones de libras (US$3,2 millones) creció a más del doble en mayo respecto de igual período del año pasado, según los datos más recientes del Registro de la Propiedad. Luego de una declinación de 40 por ciento en abril, las ventas se recuperaron conforme los inversores extranjeros aprovechaban la condición de Gran Bretaña de refugio de la crisis económica y política.

“El dinero abandona la zona del euro y se gasta en un activo seguro”, dijo Matthew Pointon, un economista y analista de Capital Economics. “Los flujos a refugios seguros superan el aumento impositivo”.

Las viviendas de lujo han mantenido su valor mejor que las propiedades residenciales más baratas en Gran Bretaña debido a la escasez de bienes raíces de primera línea para la venta, sobre todo en Londres. Eso ha llevado a que se paguen precios sin precedentes por viviendas en los distritos de Mayfair, Kensington y Knightsbridge de la ciudad.

El presupuesto anual del ministro de Hacienda, George Osborne, apuntó a las compras de viviendas de lujo a los efectos de contribuir a reducir el déficit récord de Gran Bretaña, por lo cual aumentó de 5 a 7 por ciento un impuesto a las transacciones, conocido como impuesto al sello, sobre las viviendas que se vendieran a más de 2 millones de libras. El uso de empresas con sede en paraísos fiscales como las islas Caimán para evitar el impuesto generó un gravamen de 15 por ciento a la compra de viviendas por parte de empresas.

Inversores europeos En mayo se vendieron en Gran Bretaña 113 casas y apartamentos por más de 2 millones de libras, mientras que en el mismo mes del año pasado se habían vendido 45, según el Registro de la Propiedad. En Londres las ventas treparon de 40 a 97, encabezadas por inversores de Europa continental y Medio Oriente.

El precio de las viviendas valuadas en 10 millones de libras o más aumentó 2,9 por ciento en los tres meses posteriores al incremento del impuesto al sello por parte de la coalición que lideran los conservadores del primer ministro David Cameron, según estimaciones de Knight Frank LLP, que tiene sede en Londres. Los precios de las viviendas en las zonas más caras de Londres han aumentado 49 por ciento respecto del bajo nivel de marzo de 2009 y en la actualidad son un 14 por ciento más altos que en ocasión del auge anterior de 2008, dijo la firma operadora inmobiliaria en un informe del 3 de septiembre.

“En Londres ha reinado una gran actividad”, dijo Yolande Barnes, jefa de análisis residencial de la firma operadora Savills Plc, en entrevista telefónica. “Este fue un trimestre récord, pero el mercado ya tenía gran fuerza antes de eso”.

Es improbable que pequeños aumentos de impuestos disuadan a los extremadamente ricos de comprar residencias de lujo en el centro de Londres, según Charles Leigh, un director de la compañía operadora CB Richard Ellis Group Inc. “Un pequeño porcentaje no constituye una amenaza importante”, dijo Leigh en una entrevista.