La gestora afirma que tarde o temprano habrá una respuesta en el desarrollo comercial de viviendas en países como Estados Unidos o ciudades como Londres ante el crecimiento de la demanda por lo que el inversor debería incorporar a su cartera activos inmobiliarios 

el inversor debería incorporar a su cartera activos inmobiliariosDe acuerdo con los análisis realizados por Invesco Asset Managementel 70% del retorno total que ofrece a largo plazo el mercado inmobiliario proviene de la fuerza y la estabilidad que proporcionan los ingresos. “Esta es una buena razón para que los inversores institucionales consideren a esta clase de activo como una opción a incorporar en una cartera de multiactivos, más aún teniendo en cuenta la diversificación geográfica que permite este sector tanto a nivel regional, nacional, metropolitano…”, aseguran. El escenario base sobre el que trabajan en la entidad parte de un entorno de recuperación económica con sobresaltos periódicos.

En un informe publicado por la firma, los expertos de la gestora creen probable que la incertidumbre económica y financiera persista. “El desapalancamiento y el reequilibrio económico surgido a raíz de la crisis financiera global está lejos de completarse”. A su juicio, los riesgos siguen siendo demasiado elevados, lo cual ensombrece las perspectivas. Los más significativos están en Europa, si bien existen otros entre los que citan el acantilado fiscal de Estados Unidos, un posible aterrizaje brusco de la economía china, el aumento de las tensiones geopolíticas, el incremento del proteccionismo o la volatilidad de la política monetaria.

“Todos ellos tienen la capacidad de provocar reveses locales, regionales y tal vez globales”, señalan. En lo que respecta al mercado inmobiliario, cinco años de endémico crecimiento económico y restricción crediticia han conducido a una debilidad de la demanda y a la inhibición en la construcción de nuevas viviendas en la mayoría de los países desarrollados. “Tarde o temprano, habrá una respuesta en el desarrollo comercial de viviendas (urbanizaciones y edificios) en países como Estados Unidos o ciudades como Londres”. Esto, sin olvidar el crecimiento que se espera experimenta el sector en algunos emergentes.

En mercados de rápido crecimiento, como el asiático, la construcción de nuevas viviendas jugará un papel clave, especialmente en el mercado residencial de países como China o India donde, aunque se está desacelerado, Invesco ve probable que se acelere de nuevo en el corto plazo.“Los fundamentos del mercado pueden ser más sólidos de lo que las perspectivas macroeconómicas sugieren”. Cuando la demanda mejora, la ocupación de las viviendas y el alquiler suelen podrían crecer más rápidamente que en ciclos anteriores por lo que, según la gestora, las estrategias de mercado deben ejecutarse rápidamente.

Pero, ¿dónde estarían las oportunidades de inversión más interesantes? De acuerdo con Invesco, en Estados Unidos y Asia el mercado de oficinas es probable que registre en el futuro un mejor comportamiento relativo que otros sectores. “Incluso en Europa se espera que el mercado de oficinas de varias ciudades se comporte bien”. Según explica la entidad, el sector de oficinas es tradicionalmente más cíclico, por lo que los inversores globales podrían comenzar a favorecer a estos activos. Por otro lado, los retornos totales que ofrecerán los países emergentes de Asia y Europa se espera que superen al de los desarrollados.

Pese a ello, el margen de rentabilidad que se prevé no es muy grande, lo que sugiere que sobre una base ajustada al riesgo Estados Unidos y los países asiáticos desarrollados puedan ser los elegidos por los inversores más propensos a la aversión al riesgo. Asimismo, Invesco considera que los inversores que quieran diversificar su inversión a nivel global deberían valorar favorecer tácticamente las oportunidades que ofrecen algunas ciudades de Estados Unidos y los países desarrollados de Asia que funcionan como puerta de entrada y salida.