La caída del mercado inmobiliario en Hungría se intensifico en 2011, al tiempo que la tensión aumenta y la demanda se evapora. El sector esta viéndose muy afectado por la crisis económica y financiera. Sin embargo, las caídas fueron muy leves, registrando un -1,3% en el índice del FHB y un -4,8% en términos reales.

Los precios comenzaron a caer en 2007 al comenzar la crisis financiera y económica global y la potente recesión que azotó Hungría a posteriori. A finales de 2011 los precios eran un 30% inferiores en términos reales a lo que fueron a comienzos de 2007. La caída de precios se acelero en 2009 pero la tasa de caída se ralentizó notablemente en 2010 y 2011. Este frenazo en la caída surgió sobretodo por la negativa de los vendedores a recortar más los precios y porque aparte de las trabas puestas para la ejecución había otras pocas formas de presionar a los vendedores.

El boom de los precios en Hungría fue antes y menos sostenido que la mayoría de los otros países de centro Europa y Europa del Este. Los precios crecieron significativamente entre 1998 y 2001, sobretodo en Budapest, estando el mayor crecimiento concentrado en el mercado de nueva construcción. Pero posteriormente decayó gradualmente. De esta manera, de 2004 a 2007 el mercado inmobiliario estuvo de capa caída, y posteriormente en contracción debido a la crisis económica mundial.

Uno de los motivos por el cual los precios no están cayendo más rápido es la dificultad de ejecución. Existe una gran morosidad en las hipotecas pero el gobierno dificulta la actuación de los bancos.

Hasta que la situación económica mejore y los bancos tengan capacidad y estén dispuestos a prestar a gran escala otra vez, el mercado inmobiliario seguirá en dificultades. A la luz de los eventos actuales, esto tardará en llegar. El BC no espera un crecimiento significativo en el número de préstamos hasta después de 2013.

Variación en el precio de la vivienda, Q1 2005- Q3 2011Mercado inmobiliario en Hungría