Inflación en Hungria

Un descenso en la producción agrícola, junto con recortes en las subvenciones, resulto en una alta inflación en Hungria a comienzos de los 90. Sin embrago, la estabilización de la economía posterior a 1997 ayudo a disminuir la inflación del 14% en 1998 hasta un 3,9% en 2006. La introducción de mayores cuotas de educación y cargas hospitalarias, la desregularización de los precios, un aumento del IVA, y nuevos recortes en las subvenciones provocó un repunte de la inflación del IPC de un 8% en 2007, antes de caer a un 6,1% 2008 y a un 4,2% en 2009. La inflación subió un 4,8% en 2010 debido a subidas de impuestos, lo que obligó al Banco Nacional de Hungría a aumentar los tipos de interés 2  veces en un mismo año.

La inflación del año 2011 fue moderada, -4%-, constituyendo una de las pocas buenas noticias  económicas para el país durante ese año. Este dato puede interpretarse como uno de los primeros síntomas de recuperación de la economía.

Inflación en Hungria