La consultora de gestión de patrimonio inmobiliario Kategora -con oficinas en Bilbao, Londres, Dublín, Varsovia, Budapest y Bucarest- tiene previsto abrir a corto plazo una delegación comercial en Shanghai. La idea es aprovechar las economías de escala de una gran urbe con más de 22 millones de habitantes, y que en los últimos años se ha consolidado como uno de los motores económicos del gigante asiático.

La oficina de Shanghai, con personal nativo muy especializado, va a centrar su actividad en la gestión de patrimonio de las emergentes clases medias y altas chinas, interesadas en invertir en productos inmobiliarios de Europa, principalmente en Londres. De hecho, la capital británica, que este verano será sede de los Juegos Olímpicos, se ha convertido en los últimos años en uno los principales destinos mundiales de inversores de alto perfil, debido a la concentración de negocios vinculados al mundo financiero y el comercio mundial.

“Hemos detectado –explica Kepa Apraiz, socio director de Kategora- que muchos inversores chinos desean diversificar su creciente patrimonio personal con inversiones en inmuebles en el centro de grandes ciudades europeas, como es el caso de Londres”. Apraiz destaca que en las últimas semanas han llevado a cabo ya varias operaciones en esta dirección “que nos han llevado a acelerar nuestro plan estratégico de estar presentes en China”.

La apertura de la oficina de Shanghai va a suponer igualmente la consolidación de la delegación que mantiene Kategora desde comienzos de este mismo año en la capital británica. En este sentido, la oficina en Londres ha reforzado el papel de ‘personal shopper inmobiliario’, esto es, una consultora global que ayuda a clientes de perfil alto de todo el mundo a elegir productos inmobiliarios de calidad en dicha ciudad, como vía de diversificación de su patrimonio financiero.

Fuente: Gestión.com (Mayo 2012)