Dragados, filial del grupo ACS, se ha adjudicado su primera obra ferroviaria en Polonia por un valor de 127 millones de euros y que consiste en el diseño y construcción de las obras necesarias para la modernización de una línea, tres estaciones y el sistema de control de su tráfico.

Según informó la compañía, Dragados realizará estas obras junto a sus empresas filiales, Polaqua, VIAS y Electren,

El proyecto incluye el diseño y construcción de las obras de modernización de la línea E-20, concretamente de su centro de Control en Lukow y las estaciones de Lukow, Siedlce y Miedzyrzec Podlaski.

El tramo adjudicado se encuentra a unos 100 kilómetros al este de Varsovia y los trabajos se desarrollarán durante 35 meses.

Según explicó ACS, estas obras incluyen la rehabilitación de la vía (incluyendo carril y traviesas) en las zonas cercanas a las estaciones, así como de desvíos, cruzamientos, y todas las playas de vías auxiliares.

ACS realizará además, la modernización de todo el sistema de control de tráfico, incluyendo la reconstrucción del centro de Control de Lulkow, al tiempo que se trabajará en los edificios y las marquesinas de las estaciones·

La reconstrucción de dos viaductos, la construcción de dos pasos inferiores peatonales y el desarrollo de sistemas de catenarias, telecomunicaciones y realizar un control de tráfico nuevo en el tramo también están incluidas en las obras adjudicadas.

Fuente: EFE