Tras la operación, Santander controlará aproximadamente el 76,5% de la entidad resultante y KBC en torno al 16,4 por ciento, mientras que el 7,1% restante será propiedad de accionistas minoritarios.

Santander dijo que se ha comprometido a ayudar a KBC a reducir su participación en la entidad fusionada a menos del 10 por ciento después de la fusión.

“Además, KBC tiene intención de deshacer completamente su participación con vistas a maximizar su valor”, dijo el banco español.

El acuerdo establece una ecuación de canje de acciones de 6,96 acciones de Zachodni por cada 100 acciones de Kredyt Bank.

La entidad resultante de la fusión tendrá un valor proforma de unos 5.000 millones de euros y será la tercera de Polonia en depósitos, créditos, sucursales y beneficio, con más de 900 oficinas y 3,5 millones de clientes particulares. (Información de Tomás Cobos; editado por Inmaculada Sanz).

Fuente: Invertia