El distrito de Bialoleka en Varsovia, Polonia, con 90.000 residentes se ha caracterizado durante muchos años por la insuficiencia de medios de transporte. Sin embargo, con la apertura del nuevo puente Maria Sklodowska-Curie (también conocido como el Puente del Norte) el 24 de marzo del presente año 2012, los tiempos de acceso al centro de la capital se han reducido significativamente.

Anteriormente, la única vía de Bialoleka hacia el centro estaba a lo largo de la calle ul. Modlinska y luego a través del río Vístula, ya fuera por el Puente de Grota Roweckiego o por el Puente Gdański. Esto significaba un tiempo medio de viaje en coche en hora punta de unos 90 minutos que ahora se ha reducido a 30 minutos en hora punta.

El nuevo puente de 795 metros de largo, que conecta Bialoleka en la orilla oriental del Vístula con Bielany en el oeste, permite a los residentes de Bialoleka cruzar el río en mucho menos tiempo, con acceso directo a la estación de metro Młociny y por lo tanto con mejor y más rápida conexión con el centro de la ciudad.

«La tan esperada puesta en marcha del Puente del Norte ha cambiado radicalmente la situación de los habitantes de Bialoleka», dijo Jaroslaw Jędrzyński, analista de RynekPierwotny.com portal inmobiliario.

«Los efectos positivos de la infraestructura vial han enriquecido esta parte del capital que ya tiene su nuevo enlace propio», añadió el Sr. Jędrzyński.