La vivienda como inversión gana peso

Durante 2019, la compra de vivienda como inversión ha representado el 10% del total de las transacciones de compraventa que se han realizado en España. Así, la compra por inversión se equipara a la compra de segunda residencia, que representa otro 10%. Lejos de este porcentaje se encuentra la compra como vivienda habitual, que en 2019 ha supuesto casi el 80% del total de la compra de vivienda.

Su alta rentabilidad atrae inversores

El principal motivo para casi cuatro de cada cinco compradores es la alta rentabilidad que ofrece ahora mismo y considera que sale muy rentable comprar una vivienda para ponerla en alquiler. La rentabilidad de la vivienda en estos momentos es bastante elevada en España y se sitúa de media en un 5,2%, según datos de Fotocasa. Aquí puedes ver URA, nuestro proyecto con 6% de rentabilidad neta estimada.

Por lo tanto, son muchos los propietarios que consideran que comprar una vivienda para ponerla en alquiler da una rentabilidad que ahora mismo no ofrece ningún otro producto financiero. Esto explica que el 70% de los compradores de vivienda como inversión la hayan adquirido para ponerla en régimen de alquiler.

Las viviendas que adquirieron estos españoles que compraron como inversión durante 2019 en un 82% de los casos compraron vivienda de segunda mano y en el 18% de los casos se trató de vivienda de obra nueva. Además, la vivienda que han adquirido está en la misma localidad en la que reside, aunque en distinto barrio en el 34% de los casos.

Respecto a los precios, el 90% de las personas que han comprado vivienda como inversión consideran que los precios de los alquileres en estos momentos están por encima del nivel adecuado, lo que por otra parte, para el propietario se traduce en mayor rentabilidad para su inversión.

Para leer la noticia completa , haz click aquí.