Las variables macroeconómicas mejoran notablemente y los precios del alquiler suben en el centro de media un 20%

Hungría presenta actualmente un perfil de país idóneo para invertir en vivienda ya que  según las previsiones de los expertos en los próximos cinco años se van a producir  importantes subidas de precio en el mercado inmobiliario; de hecho, ya el incremento de los precios ha sido notable desde 2014.

El inversor tiene una buena oportunidad para invertir bajo la modalidad “buy to let” porque una vivienda en alquiler ofrece una rentabilidad por alquiler  entre el 6 y el 8% en función de características y ubicación. Concretamente en el distrito de Buda las rentabilidades son del 6,89% al 7,21% y en Pest son del 5,82% al 6,42%.

Bien es cierto que el mercado inmobiliario en Hungría está aún en fase de desarrollo, los precios son  mucho más bajos que en Europa, pero se espera que en los próximos años el precio se incremente hasta acercarse a los precios medios del continente europeo. Según un estudio  de Housers Hungría es el país que más crecimiento  ha experimentado  en el precio de la vivienda  en el segundo trimestre de 2016, alcanzando tasas cercanas al 12%.

De hecho, en los últimos dos años de los precios sobre todo de las casas de segunda mano no han parado de acelerarse en Budapest, el precio medio se ha incrementado desde 56.000€ a 63.000€, siendo un 25% más caros que los precios nominales de 2008. Por este motivo, el valor real de las casas en Budapest según las estadísticas oficiales superaría por 2,5% los niveles pre-crisis. Desde 2015, los precios en las grandes ciudades han sido superiores a los de 2008 en un 6,7% de media mientras que en los pueblos han descendido en un 4,7%. En Budapest el metro cuadrado en el segundo trimestre de 2015 era de 941€, mientras que en el segundo trimestre de 2016 era de 1259€.

El mercado inmobiliario en Hungría se sustenta en un sistema estandarizado y coherente, que no deja lugar a la inseguridad jurídica. A pesar de que en los últimos años se ha incrementado la inversión local, la mayor parte de la inversión inmobiliaria en Hungría es extranjera (80%). Este mercado presenta ventajas respecto a los competitivos y saturados mercados de Londres o París, donde la gran cantidad de inversores hace que sea difícil alcanzar acuerdos satisfactorios. Incluso con los mejores inmuebles, los inversores interesados pueden cerrar tratos en mejores condiciones y mayor seguridad que en otros entornos más hostiles como los países de su entorno.

En cuanto a los contratos firmados en los años de la crisis no se llegan a los 90.000, y en 2014 se produce el punto de inflexión hasta alcanzar los 110.000, en 2016  las transacciones rondaron las 155.000 (concentrado fundamentalmente en el centro, en el lago Balaton, y en las principales ciudades de las afueras).

Mercado de alquiler

En relación al alquiler, las rentas en Buda son actualmente de 11€ -11,60€ el metro cuadrado en Pest serían de 11,20€ a 12,70. Por su parte, las transacciones se han incrementado en los últimos años, aumentando el número de anuncios de alquileres en un 20%. En 2015 los precios del alquiler ascendieron significativamente, fundamentalmente en las zonas céntricas y  con universidades, las rentas alcanzaron crecimientos de aproximadamente el 20%. Cada vez más personas se desplazan de la periferia a Budapest para trabajar lo cual ha dado lugar a una revalorización relevante en la zona. Por ejemplo, según Otthontherkep (plataforma de propiedades para vender o alquilar) en el distrito VII las rentas de alquiler subieron un 52% en 2014 respecto a 2012.

Los inversores empezaron a mostrar un creciente interés en este mercado durante el año pasado, de acuerdo con la información del CBRE el volumen de inversión creció un 70% .De acuerdo a una encuesta de Duna House (importante inmobiliaria húngara) en torno al 70% de los compradores son inversores en Budapest. De hecho, en enero de 2017, Budapest Business Journal publica un estudio en el que se indica que en 2016 se han alcanzado 1,7 billones € en inversiones inmobiliarias, el mayor nivel desde 2007 y prácticamente doblando la inversión del pasado año.

En definitiva, Hungría ofrece un mercado inmobiliario en fase de crecimiento, donde los inversores pueden obtener rentabilidades tanto por alquiler como por revalorización de los precios de la vivienda más altas que la media Europea.

Enlaces de interés:

 Gráfico precio viviendahttp://www.imf.org/external/research/housing/images/housepricesaroundtheworld_lg.jpg

Posibilidades de invertir: http://kategora.com/es_es/inversion/inversion-inmobiliaria-en-budapest/