Mientras Tesla construye con la ayuda de Panasonic la mayor fábrica de baterías del mundo, otros fabricantes tampoco se quieren quedar atrás en la producción de baterías. El negocio que se vislumbra en este sector es enorme, impulsado por el aumento de las ventas de coches eléctricos y de las necesidades de almacenamiento de energía generadas por las energías renovables. Los grandes fabricantes lo saben y no quieren quedarse atrás en esta carrera. Ya os hemos hablado anteriormente de fabricantes como Volkswagen, que parece que quiere abrir su propia fábrica de baterías en China.

El último fabricante en moverse ha sido Samsung, anunciando su propia Gigafábrica de baterías. Una fábrica que además, será construida en suelo europeo, concretamente en Hungría. Se le puede llamar Gigafábrica porque la producción anunciada se espera que sea de gigavatios hora. El fabricante coreano aún no ha dicho datos definitivos, pero anuncia una capacidad de 50.000 coches eléctricos puros anualmente.  Para que os hagáis una idea de la magnitud de la fábrica, Samsung solo ha fabricado 343 MWh de baterías en lo que llevamos de 2016. Por lo que el aumento de producción es importante.

Teniendo en cuenta de que se trata de una fábrica de nueva construcción, fabricaría baterías para coches de segunda generación. Es por eso que podemos estimar unos 50 kWh por vehículo, dando un total de 2,5 GWh producidos al año. Queda lejos de los 35 GWh anuales que ha anunciado Tesla para su Gigafábrica, pero se trata de un incremento significativo en la producción de Samsung.

Según la compañía coreana, la fábrica comenzará la fabricación en el segundo semestre de 2018. El secreto para poder ponerla en marcha tan rápido es la utilización de unas instalaciones ya existentes, que anteriormente habían sido utilizadas para la fabricación de pantallas. Para esas fechas, la Gigafábrica de Tesla ya debería estar totalmente operativa.

El objetivo es que la producción de baterías pueda abastecer a los fabricantes de coches eléctricos de Europa Central y Europa del Este. De esta forma, podrán proveer “servicios de mayor calidad” a los cliente europeos, según el responsable de la división de baterías de Samsung.

Esta noticia se suma a la que os contamos hace algún tiempo, cuando Samsung comenzaba a entregar grandes cantidades de baterías de iones de litio a Tesla. Algo que demuestra que la apuesta del gigante coreano por este sector es clara.

Fuente: forococheslectricos.com. Septiembre 2016